editor3

 

Fuerzas leales a Maduro sofocan lo que el gobierno de ese país denomina como sublevación

La acción se detuvo tras la detención de 14 integrantes de la Guardia Nacional que intentaron alzarse en armas.  

El ministerio de Defensa venezolano informó, mediante un comunicado, que fue sofocada una intentona de golpe que pretendía llevar a cabo un grupo de militares que pretendía sublevarse.

Según la postura del ministerio venezolano son 14 los integrantes de la Guardia Nacional que intentaron sublevarse esta madrugada en Caracas y agregó que ellos fueron capturados.

A su turno, los medios de información locales informaron que la fuerza pública reprimió con gases lacrimógenos a los habitantes de la zona que pretendieron apoyar la rebelión de los militares.

Sobre la sublevación, el ministro de Defensa Vladimir Padrino López indica en el comunicado que “los delincuentes fueron rendidos y capturados” y agrega que durante la aprehensión se logró recuperar el armamento robado”.

“A estos sujetos se les aplicará todo el peso de la ley”, subraya.

En su cuenta en Twitter, el Padrino López complementa:

“Quien ultraje sus armas con infames vicios será castigado con todo el peso de la ley”.

Los militares sublevados en su mayoría con el rango de sargentos adscritos al Escuadrón Montado de la Guardia Nacional Bolivariana en Cotiza, al norte de Caracas, se alzaron en armas contra el régimen de Nicolás Maduro.

Su acción fue contralada pocas horas después por las fuerzas leales al régimen.

Los rebeldes inundaron las redes sociales desde altas horas de la madrugada y, a través de vídeos en las redes sociales, especialmente por twitter e instagram, llamaron a los venezolanos a levantarse contra el régimen. Las grabaciones que han circulado muestran mucha improvisación en sus proclamas.

La Administración Nacional recordó que las políticas de paz son responsabilidad de los gobiernos de turno y no hacen parte de una política de Estado

El gobierno del presidente Iván Duque aseguró que como tal ese ejecutivo no tiene compromiso alguno con el autodenomina Ejército de Liberación Nacional (Eln), en el proceso de paz que el Gobierno del ex mandatario Juan Manuel Santos emprendió con esa agrupación que califica de terrorista.

El gobierno del presidente Iván Duque aseguró que como tal ese ejecutivo no tiene compromiso alguno con el autodenomina Ejército de Liberación Nacional (Eln), en el proceso de paz que el Gobierno del ex mandatario Juan Manuel Santos emprendió con esa agrupación que califica de terrorista.

La postura del Gobierno de Duque fue señalada por su alto comisionado para la paz, Miguel Ceballos y la justificó con un fallo de la Corte Constitucional donde se asegura que los procesos de paz no constituyen una acción de Estado sino que es un compromiso de Gobierno.

También rechazó declaraciones de algunos dirigentes políticos que salieron a calificar como de imprecisión del Gobierno de Duque de responsabilizar al Eln del atentado ocurrido el 17 de enero pasado contra la escuela de cadetes general Santander.   

Dijo que su accionar responsable quedo hoy demostrado con la declaración del Eln reconociendo su autoría del hecho.

Puntualizó que a la voluntad de paz expuesta por el Gobierno de Duque, para lo cual hizo referencia a lo que dijo el mandatario el día de suposición (7 de agosto de 2018), de darle un plazo de 30 días para que esa agrupación diera muestras de su voluntad paz, la organización respondió con más acciones violentas y hechos que como el ocurrido el pasado jueves no tienen justificación alguna y que es calificado como un acto terrorista.

En otro aparte de su intervención, Ceballos anotó que no puede haber perdón para un grupo que busca justificar su acción y señaló luego que no existe protocolo alguno que ampare el terrorismo.

POSTURA CUBANA
La declaración del Alto Comisiionado de Paz de Colombia se produjo después de conocer dos trinos del canciller cubano,Bruno Rodríguez y donde manifestó que el Gobierno de esa isla no permitirá que su territorio sea utilizado para diseñar y poner en marcha acciones terroristas en contra de otros estados.

El planteamiento fue hecho por el funcionario cubano a través de su cuenta de twitter y donde hace referencia a la presencia en su territorio de 10 integrantes del Eln en La Habana designados por esa guerrilla para adelantar los diálogos de paz con el pasado gobierno colombiano.

 

Eln le pide al Gobierno de Iván Duque que no se levante dela mesa de La Habana

El grupo terrorista autodenominado Ejército de Liberación Nacional (Eln), tras adjudicarse la autoría el atentado contra la escuela de cadetes General Santander, ocurrido el 17 de enero pasado, calificó la acción de ‘lícita’ dentro de una acción de guerra.

El atentado determinó la muerte de 21 personas, incluyendo al conductor que introdujo el carro-bomba a la institución uniformada y heridas a cerca de 70 personas.

La postura del fue señalada mediante un comunicado de una página divulgado por el Eln y donde dijo que el Gobierno Nacional atacó lugares donde opera ese grupo a pesar del cese unilateral de acciones adoptada por sus directivos con motivo de las festividades de fin de año.

En el mismo documento esa agrupación subversiva exhorta al gobierno del presidente de la República, Iván Duque a que no se levante de la mesa de diálogos instalada en La Habana y continúe con los esfuerzos de construir una paz para los colombianos.

 

 

Según los mandos militares los planes de los guerrilleros era el de llevar a cabo un ataque contra una caravana militar

 Una bomba de más de 120 kilos y con un poder de destrucción muy alto, fue descubierta y desactivada por las autoridades. El artefacto había sido instalado en un sector de la vía que une a los departamentos de Boyacá con Arauca.

Según el comandante de la Décima Octava Brigada del Ejército, coronel Jorge Luis Agudelo Jaimes, se trataba de “la mamá de los explosivos: más o menos 120 kilos de explosivos, 70 de Pentolita y alrededor de 50 de Anfo”.

Según el oficial los explosivos habían sido colocados entro de caneca de 55 galones aproximadamente.

A juicio del oficial la caneca fue escondida debajo del asfalto de dicha vía de carácter nacional y fue instalada a una distancia muy cerca de un puesto de mando militar. Considero que su explosión sería muy semejante a los daños causados por el carro bomba que el pasado jueves estalló dentro de la escuela de cadetes general Santander.

La bomba fue ubicada en los alrededores de la vereda La Gaitana, del municipio de Cubará (Boyacá) y fue descubierta por unidades de inteligencia del ejército y la policía nacional que adelantaban patrullaje en esa zona limítrofe con Saravena (Arauca).

Agregó que en dicha vía principal, encontraron el artefacto “sobre la orilla, debajo de la carretera, muy cerca del sector en donde se encuentran los vehículos blindados del Grupo de Caballería Mecanizado No.18 General Gabriel Revéiz Pizarro del Ejército Nacional que hacen los patrullajes para garantizar la movilidad de la población civil.

Este atentado frustrado a tiempo, sin lugar a dudas, se le atribuye al Frente de Guerra Oriental de la guerrilla del ELN que históricamente ataca con este mismo modus operandi a la Fuerza Pública y a la infraestructura petrolera.

Según los mandos militares los planes de los guerrilleros era el de llevar a cabo un ataque contra una caravana militar

 Una bomba de más de 120 kilos y con un poder de destrucción muy alto, fue descubierta y desactivada por las autoridades. El artefacto había sido instalado en un sector de la vía que une a los departamentos de Boyacá con Arauca.

Según el comandante de la Décima Octava Brigada del Ejército, coronel Jorge Luis Agudelo Jaimes, se trataba de “la mamá de los explosivos: más o menos 120 kilos de explosivos, 70 de Pentolita y alrededor de 50 de Anfo”.

Según el oficial los explosivos habían sido colocados entro de caneca de 55 galones aproximadamente.

A juicio del oficial la caneca fue escondida debajo del asfalto de dicha vía de carácter nacional y fue instalada a una distancia muy cerca de un puesto de mando militar. Considero que su explosión sería muy semejante a los daños causados por el carro bomba que el pasado jueves estalló dentro de la escuela de cadetes general Santander.

La bomba fue ubicada en los alrededores de la vereda La Gaitana, del municipio de Cubará (Boyacá) y fue descubierta por unidades de inteligencia del ejército y la policía nacional que adelantaban patrullaje en esa zona limítrofe con Saravena (Arauca).

Agregó que en dicha vía principal, encontraron el artefacto “sobre la orilla, debajo de la carretera, muy cerca del sector en donde se encuentran los vehículos blindados del Grupo de Caballería Mecanizado No.18 General Gabriel Revéiz Pizarro del Ejército Nacional que hacen los patrullajes para garantizar la movilidad de la población civil.

Este atentado frustrado a tiempo, sin lugar a dudas, se le atribuye al Frente de Guerra Oriental de la guerrilla del ELN que históricamente ataca con este mismo modus operandi a la Fuerza Pública y a la infraestructura petrolera.

Con su masiva presencia la gente le dio un no rotundo a los hechos de violencia y cerraron filas en defensa de la vida

La presencia masiva de colombianos que este domingo se tomaron literalmente las calles de ciudades y poblados del país sirvió para enviar un mensaje a los terroristas en el sentido de que la gente de bien no está de acuerdo ni comparte sus métodos de lucha y que por el contrario su decisión es la de trabajar por la convivencia nacional.

El mensaje enviado por los colombianos es contundente y en pancartas y declaraciones, los manifestantes expresaron al unísono “no al terrorismo”, “no más violencia”,

Las marchas se realizaron este domingo tanto en Bogotá así como en las demás capitales de departamentos del territorio colombiano y en distantes pequeños poblados y se efectuaron en defensa de la paz y en contra del atentado terrorista lanzado el jueves contra la escuela de cadetes General Santander, acción que mató a 21 nuevos cadetes, incluyendo una ecuatoriana y causo heridas a cerca de 70 personas más.

“Este es un acto en el que le demostramos a los violentos irracionales y a los terroristas, que no les tenemos miedo, que el país desea paz y convivencia”, comentó Lucy Martínez, una mujer de 40 años que participó en la marcha que se efectuó en Bogotá.

Las marchas se constituyeron en un homenaje póstumo a los jóvenes asesinados con el carro bomba detonado en la Escuela de Cadetes de la Policía Nacional General Santander y el cual fue introducido a esa institución por José Aldemar Rojas Rodríguez, un hombre que se inmoló al hacer explosión el vehículo que había sido cargado con 80 kilos de pentolita.

El presidente de la República, Iván Duque encabezó en Bogotá la movilización y estuvo acompañado por todo el gabinete ministerial. También en la capital colombiana hizo presencia, por separado, el ex jefe del Estado y premio nobel de paz, Juan Manuel Santos, quien apareció en compañía de su esposa María Clemencia Rodríguez y sus hijos.

A su vez, en Montería, la capital de Córdoba, marchó el ex presidente y senador Álvaro Uribe Vélez.

 
Contra Ricardo Andrés Carvajal Salgar el Juzgado 58 Penal Municipal, con función de control de garantías, le impuso medida de aseguramiento en centro carcelario por su supuesta participación en cinco delitos, entre ellos homicidio agravado y daño en bien ajeno

Los testimonios de vecinos del sector donde fue alquilada una bodega que los terroristas usaron para ensamblar el carro bomba para llevar a cabo el atentado en contra de la escuela de cadetes general Santander, se constituyen en parte de las pruebas que tuvo en cuenta el juez que ordenó la detención en una cárcel de Ricardo Andrés Carvajal Salgar, a quien se le sindica de ser parte integral del grupo que llevó a cabo la acción contra la institución policial.

De acuerdo con las pesquisas realizadas por agentes de investigación tanto de la Fiscalía General de la República así como de la Policía Nacional, los terroristas usaron la estrategia de hablar con los vecinos, hacerse amigo de los celadores e incluso contratar algunos jóvenes del sector para que en algunas noches estuvieran pendientes de la bodega.

EN LA SOLEDAD

Otra de las estratégica usadas fue la de ubicar una bodega que estuviera en un alejado barrio del sur de Bogotá y de ahí que la encontraron en una cuadra que en las noches no cuenta con alumbrado público y donde no existe ninguna clase de monitoreo por video. 

Otro de los propósitos era el de ganarse la confianza de los vecinos con los vigilantes hablaban tanta de la seguridad en la zona así como de las rondas que por allí realizaba la Policía.

Según relató el dueño de la bodega, José Aldemar Rojas Rodríguez fue quien le pidió autenticar el contrato para dar garantía del negocio. También dijo que en sus visitas al sector, las cuales fueron en reiteradas ocasiones Rojas Rodríguez lo hizo en compañía de otra persona, que los vecinos identificaron en fotografías como Ricardo Carvajal Salgar.

A LA CÁRCEL

Para sustentar su denuncia la Fiscalía presentó en la audiencia de imputación de cargos contra Carvajal Salgar las declaraciones de personas del sector que también lo identificaron y que hablarían de su presunta responsabilidad en el atentado a la Escuela General Santander.

Carvajal Salgar esta sindicado de ser coautor de los delitos de terrorismo agravado, homicidio agravado en concurso, homicidio en la modalidad de tentativa en concurso, daño en bien ajeno agravado y transporte de explosivos agravado y los cuales no fueron aceptados por el indiciado.

Por ser un peligro para la sociedad el Juzgado 58 Penal Municipal, con función de control de garantías, impuso medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de Carvajal, investigado como presunto coautor del acto terrorista del pasado el 17 de enero.

En el hecho, perpetrado en la Escuela de Cadetes General Santander, fallecieron 21 personas luego de que José Aldemar Rojas Rodríguez, alias ‘Mocho Kiko’ y explosivista del ELN, ingresara violentamente una camioneta a la institución y posteriormente explotara el vehículo.

 

Pidió a Cuba la detención y entrega inmediata de los jefes guerrilleros que se encuentran en ese país y donde se realizaban las negociaciones entre ese grupo alzado0 en armas y el Gobienro cololmbiano.

El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció la ruptura de la negociación de paz que el Estado colombiano venía realizando con el grupo rebelde Ejército de Liberación Nacional (Eln) y pidió al gobierno de Cuba la detención inmediata y entrega a Colombia de los jefes guerrilleros que se encuentra en ese territorio y que fue escenario del diálogo gobierno-eln

La postura del mandatario colombiano fue anunciada al país durante una alocución presidencial de apenas 12 minutos y la cual pronuncio luego de una reunión del alto gobierno donde se analizó la situación creada por la acción terrorista desplegada por Eln contra la escuela de cadetes general Santander.

“He ordenado el levantamiento de la suspensión de las orden de captura emitidas en contra de los 10 elementos negociador del Eln,” manifestó en tono enérgico el gobernante colombiano.

Agregó que igualmente ordeno “la terminación inmediata de todos los beneficios otorgados por el Estado y la aplicación de las circulares rojas del interpol”.

Luego señaló que aguarda que el gobierno de Cuba proceda de inmediato con la detención de los 10 hombres que a nombre del Eln formaban parte de la mesa de negociación con el gobierno del entonces presidente Juan Manuel Santos.

Duque puntualizó que el Eln ha recurrido a lo que denominó como “el engaño sistemático que es muy conocido por los colombianos” hecho que no ha dejado de lado ni cuando se realizaban las negociaciones con el pasado gobierno.

De acuerdo con el gobernante colombiano, el Eln mantiene como hilo conductor de su accionar “el desprecio a la vida” y puntualizó que ese grupo se constituye “en una máquina criminal” que pone en práctica contra el resto del país.

Usando las imágenes grabadas en diferentes cámaras de seguridad ubicadas en los alrededores de la escuela de cadetes general Santander, investigadores de la Fiscalía reconstruyeron el camino recorrido por José Aldemar Rojas Rodríguez antes de llegar a la institución uniformada.

Los antecedentes judiciales descubiertos sobre las actividades de José Aldemar Rojas Rodríguez, el hombre que ingreso a la fuerza conduciendo una camioneta Nissan Patrol a la escuela de cadetes general Santander y el trazado del  recorrido que hizo en el carro previa a su llegada a la institución uniformada, se constituyen en acciones que le han permitido a las autoridades ir desenvolviendo la madeja de lo ocurrido el jueves al sur de Bogotá.

Estos dos antecedentes les permiten a los investigadores de la Fiscalía General de la República asegurar que el atentado fue organizado por el rebelde Ejército de Liberación Nacional (Eln), grupo al cual estaba vinculado Rojas Rodríguez, un hombre de 56 años de edad, responsabilidad que se fue tejiendo pocas horas después de perpetrado el acto terrorista.

La camioneta Nissan Patrol, la cual llevaba en su interior los 80 kilogramos de pentolita con los cuales mató a las 21 personas que se encontraban dentro de la institución uniformada. Rojas Rodríguez portaba la cédula de ciudadanía número 14'318.507 y según la información de las autoridades nació el 13 de mayo de 1962 en el municipio de Puerto Boyacá.

CLAVE, LA HISTORIA DEL VEHÍCULO

Los investigadores de la Fiscalía han logrado trazar lo que sería la historia del vehículo de propiedad de José Aldemar Rojas Rodríguez, quien dentro del Eln sería conocido con los alias de ‘El Mocho’ o ‘Kiko’.

Rojas Rodríguez compró el carro en abril del año pasado, compra que le hizo a  2018 a otro hombre vinculado igualmente al ELN.

LLAMADA DELATORA

Desde por lo menos 10 meses atrás se venía diseñando y programando el atentado contra la escuela policial, reveló el fiscal Néstor Humberto Martínez, tras confirmar que las autoridades pudieron llegar hasta el sujeto identificado como a Ricardo Andrés Carvajal, sindicado de ser el autor intelectual de los hechos.

Para llegar hasta él, la Fiscalía logró  interceptar una llamada interceptada que realizó el hombre minutos después del atentado.

En los audios revelados se escucha a Carvajal donde reconoce su participación en el atentado. El sitio donde reside Carvajal fue allanado por las autoridades y allí los investigadores encontraron material reservado de las fuerzas militares, entre otros componentes. Igualmente le fue incautado el celular usado por él y donde hay información sensible,

HISTORIAL

Dentro de la pesquisa realizada, los investigadores del ente acusador determinaron que Rojas Rodríguez era conocido con los alias de ‘el Mocho’ o ‘Kiko’, pertenecía a la estructura Héroes y Mártires del frente Domingo Laín y se desempeñó como jefe de la Comisión Camilo Cienfuegos.

El ataque contra la escuela General Santander, dejó un saldo de 21 personas muertas y 68 más heridas.

 Gobierno de Iván Duque le pone punto final a la negociación con el Eln

Pidió a Cuba la detención y entrega inmediata de los jefes guerrilleros que se encuentran en ese país y donde se realizaban las negociaciones entre ese grupo alzado0 en armas y el Gobienro cololmbiano.

El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció la ruptura de la negociación de paz que el Estado colombiano venía realizando con el grupo rebelde Ejército de Liberación Nacional (Eln) y pidió al gobierno de Cuba la detención inmediata y entrega a Colombia de los jefes guerrilleros que se encuentra en ese territorio y que fue escenario del diálogo gobierno-eln

La postura del mandatario colombiano fue anunciada al país durante una alocución presidencial de apenas 12 minutos y la cual pronuncio luego de una reunión del alto gobierno donde se analizó la situación creada por la acción terrorista desplegada por Eln contra la escuela de cadetes general Santander.

 

Página 15 de 34