Por: OSCAR DARIO SANTODOMINGO PAYERAS

La Colombia Humilde, esa conformada por todas las clases sociales y que siempre trabajan por la vida, por la dignidad y por la paz, muchos están a punto de sufrir el mayor fraude histórico a nivel político, vivir con la ilusión que Gustavo Petro valora el sentido de la vida humana.

Quienes hemos escuchado a Petro en sus esfuerzos intelectuales, inmediatamente se nos revela que tan seudo-intelectual es el candidato presidencial y su inmenso ego dictatorial.

Gustavo Petro ha señalado que Foucault es su filósofo de preferencia pero cuando le escuchamos los discursos y sus acciones muestra un real alejamiento del humanista francés cuando no reflexiona filosóficamente la condición humana de sus contradictores y de quien en el ejercicio de sus acciones ha puesto preso.

Paul-Michael Foucault siempre reflexionó respecto de la condición  de los presos elevando su lenguaje hacia la vida, la dignidad y la conciliación de clases. Gustavo Petro ha pervertido el significado de JUSTICIA y Justicia TRANSICIONAL, por ello no se le escucha la voz sobre la extradición, las condiciones que soportan los presos, los derechos de los presos políticos de derecha, es total su doloso silencio cuando de las condiciones del preso se habla. Más grave aún, expresa su consentimiento tácito de aplicación de la pena de muerte cuando el preso es de aquellos que él considera su ENEMIGO.

Dos formas tecnológicas de castigo expresó Foucault: 1- La tecnología de castigo Monárquico; y 2.- La tecnología de castigo disciplinario. Hemos dicho que, Gustavo Petro goza de un gran ego dictatorial y sabe muy bien como adminístralo, él es lo más cerca en este siglo 21 a un rey, pronto, si continua la Colombia humilde sumida en su error tendremos un rey, un gran dictador. Gustavo Petro, en su actuar político de congresista a puesto preso a muchas personas, sobre todo a actores de derecha, pero con suma arrogancia desconoce de ellos su sentir humano consintiendo, para ellos, la pena de muerte.

Cuanta falta hace el maestro AMILKAR GUIDO JIMENEZ porque con su autoridad moral y científica enfrentaría al verdugo Petro. Expresaba el maestro que: Nunca la acción humana puede ser desconocida para el contradictor, bajo la base de considerarlo enemigo (http://www.coruniamericana.edu.co/publicaciones/ojs/index.php/pensamientoamericano/article/viewFile/93/88).

Las escalas de valores a favor del ser humano deben ser aplicadas en igualdad a todo ser humano, repito como hace falta Amilkar Guido. Gustavo Petro ha perseguido a personas en especial, quienes en estos momentos requieren de la solidaridad humana porque han sidos, en la realidad, condenados a muerte por el Estado colombiano. Gustavo Petro los considera enemigos, y antes que aplicar acciones positivas en pro del ser humano, aplica con sevicia la técnica de castigo Monárquico contra ellos utilizando su situación como escenario de espectáculo de sangre.

Gustavo Petro ha convertido la vida como un objeto administrable al que se le puede imponer la pena de muerte si es considerado enemigo. Foucault, en su inquietud por las condiciones que experimentaba la sociedad del excluido, teorizó desde su propia experimentación la manera inhumana en que estos seres humanos son tratados. Análogamente, podemos observar como GUSTAVO PETRO desconoce el caso de muchos presos que experimentan las prácticas de un discurso dominante y dictatorial.

Estos condenados recorren un fino camino a la muerte por el SISTEMA POLITICO-JUDICIAL, y sobre ellos recaen los juicios cargados de doble moralidad y resentimiento social, desconociéndoles su vitalidad humana, que no les permite defenderse. A  esos condenados solo puede defenderle la sociedad, un pueblo realmente HUMANO DEMASIADO HUMANO. Gustavo Petro, con extremada asimetría ética administra la vida queriendo acelerar la muerte de quienes hoy la justicia los ha condenado violando el derecho sagrado a la vida e integridad personal¡

Published in Política
 
Durante su primera manifestación pública en la capital de la República, el candidato presidencial Germán Vargas Lleras afirmó que por culpa de Gustavo Petro cientos de familias que viven en condición de extrema pobreza perdieron la oportunidad de recibir casa  propia y así ser beneficiadas con el programa de gratuidad del Gobierno Nacional, que entregó más de 100.000 soluciones de vivienda para los más necesitados del país en 212 municipios.
“Siendo yo Ministro de Vivienda y Gustavo Petro alcalde, en el Ministerio fijamos un cupo para construir en Bogotá 10.000 viviendas, pero no lo pudimos hacer.  Fue imposible construirlas, porque la administración Petro nunca habilitó los lotes ni tuvo voluntad política para sacar el programa adelante. Por supuesto, quienes perdieron con esa actitud del entonces alcalde y sus funcionarios encargados del tema fueron los bogotanos más necesitados”, puntualizó Vargas Lleras.
Ante un auditorio colmado de seguidores, el candidato presidencial insistió en que de palabra y en discurso es muy fácil salir a sacar pecho y a decir que se trabaja por los más necesitados de Colombia, pero hacerlo sí que es difícil. “Para ello se necesita voluntad, capacidad y decisión política, y nosotros sí hemos demostrado que lo hacemos posible. Cerca de medio millón de compatriotas que nada tenían y que hoy viven en un techo digno gracias a los programas de vivienda gratis y Mi Casa Ya que promovimos, así lo corroboran y dan fe de que lo que prometo lo cumplo”, sentenció el ex vicepresidente de la República. 
El candidato presidencial insistió en que las estadísticas no mienten y que casi contra la voluntad distrital, en Bogotá fueron construidas solo 3.464 viviendas. “Los cupos restantes de los 10 mil que aprobamos para la capital nos tocó distribuirlos en otros municipios que sí entendieron la grandeza del programa sin mezquindades políticas”, dijo Vargas Lleras.
Vargas Lleras aprovechó la oportunidad para Recordar que su programa de vivienda 2.018-2022, contempla la construcción de 1’200.00 viviendas nuevas, de las cuales 600 mil serán de interés social en centros urbanos, 100 mil rurales, y las otras 500 mil para beneficio de los estratos dos y tres y la clase media. 
Por último, el candidato a la Presidencia de la República Germán Vargas Lleras  reiteró que su programa de gobierno plantea que la vivienda rural regrese al Ministerio  de Vivienda:  “Nunca debió salir de esta cartera y haber pasado al Banco Agrario, que ha demostrado ser incompetente para ejecutar este programa”.
Published in Bogotá