Judicial

Judicial (594)

Ejército evitó otro ataque al parecer del Eln. Una bomba de alto poder de destrucción había sido instalada en una vía de Boyacá

Según los mandos militares los planes de los guerrilleros era el de llevar a cabo un ataque contra una caravana militar

 Una bomba de más de 120 kilos y con un poder de destrucción muy alto, fue descubierta y desactivada por las autoridades. El artefacto había sido instalado en un sector de la vía que une a los departamentos de Boyacá con Arauca.

Según el comandante de la Décima Octava Brigada del Ejército, coronel Jorge Luis Agudelo Jaimes, se trataba de “la mamá de los explosivos: más o menos 120 kilos de explosivos, 70 de Pentolita y alrededor de 50 de Anfo”.

Según el oficial los explosivos habían sido colocados entro de caneca de 55 galones aproximadamente.

A juicio del oficial la caneca fue escondida debajo del asfalto de dicha vía de carácter nacional y fue instalada a una distancia muy cerca de un puesto de mando militar. Considero que su explosión sería muy semejante a los daños causados por el carro bomba que el pasado jueves estalló dentro de la escuela de cadetes general Santander.

La bomba fue ubicada en los alrededores de la vereda La Gaitana, del municipio de Cubará (Boyacá) y fue descubierta por unidades de inteligencia del ejército y la policía nacional que adelantaban patrullaje en esa zona limítrofe con Saravena (Arauca).

Agregó que en dicha vía principal, encontraron el artefacto “sobre la orilla, debajo de la carretera, muy cerca del sector en donde se encuentran los vehículos blindados del Grupo de Caballería Mecanizado No.18 General Gabriel Revéiz Pizarro del Ejército Nacional que hacen los patrullajes para garantizar la movilidad de la población civil.

Este atentado frustrado a tiempo, sin lugar a dudas, se le atribuye al Frente de Guerra Oriental de la guerrilla del ELN que históricamente ataca con este mismo modus operandi a la Fuerza Pública y a la infraestructura petrolera.

Ejército evitó otro ataque al parecer del Eln. Una bomba de alto poder de destrucción había sido instalada en una vía de Boyacá

Según los mandos militares los planes de los guerrilleros era el de llevar a cabo un ataque contra una caravana militar

 Una bomba de más de 120 kilos y con un poder de destrucción muy alto, fue descubierta y desactivada por las autoridades. El artefacto había sido instalado en un sector de la vía que une a los departamentos de Boyacá con Arauca.

Según el comandante de la Décima Octava Brigada del Ejército, coronel Jorge Luis Agudelo Jaimes, se trataba de “la mamá de los explosivos: más o menos 120 kilos de explosivos, 70 de Pentolita y alrededor de 50 de Anfo”.

Según el oficial los explosivos habían sido colocados entro de caneca de 55 galones aproximadamente.

A juicio del oficial la caneca fue escondida debajo del asfalto de dicha vía de carácter nacional y fue instalada a una distancia muy cerca de un puesto de mando militar. Considero que su explosión sería muy semejante a los daños causados por el carro bomba que el pasado jueves estalló dentro de la escuela de cadetes general Santander.

La bomba fue ubicada en los alrededores de la vereda La Gaitana, del municipio de Cubará (Boyacá) y fue descubierta por unidades de inteligencia del ejército y la policía nacional que adelantaban patrullaje en esa zona limítrofe con Saravena (Arauca).

Agregó que en dicha vía principal, encontraron el artefacto “sobre la orilla, debajo de la carretera, muy cerca del sector en donde se encuentran los vehículos blindados del Grupo de Caballería Mecanizado No.18 General Gabriel Revéiz Pizarro del Ejército Nacional que hacen los patrullajes para garantizar la movilidad de la población civil.

Este atentado frustrado a tiempo, sin lugar a dudas, se le atribuye al Frente de Guerra Oriental de la guerrilla del ELN que históricamente ataca con este mismo modus operandi a la Fuerza Pública y a la infraestructura petrolera.

Millones de colombianos marcharon en pro de la paz y en rechazo de los actos terroristas

Con su masiva presencia la gente le dio un no rotundo a los hechos de violencia y cerraron filas en defensa de la vida

La presencia masiva de colombianos que este domingo se tomaron literalmente las calles de ciudades y poblados del país sirvió para enviar un mensaje a los terroristas en el sentido de que la gente de bien no está de acuerdo ni comparte sus métodos de lucha y que por el contrario su decisión es la de trabajar por la convivencia nacional.

El mensaje enviado por los colombianos es contundente y en pancartas y declaraciones, los manifestantes expresaron al unísono “no al terrorismo”, “no más violencia”,

Las marchas se realizaron este domingo tanto en Bogotá así como en las demás capitales de departamentos del territorio colombiano y en distantes pequeños poblados y se efectuaron en defensa de la paz y en contra del atentado terrorista lanzado el jueves contra la escuela de cadetes General Santander, acción que mató a 21 nuevos cadetes, incluyendo una ecuatoriana y causo heridas a cerca de 70 personas más.

“Este es un acto en el que le demostramos a los violentos irracionales y a los terroristas, que no les tenemos miedo, que el país desea paz y convivencia”, comentó Lucy Martínez, una mujer de 40 años que participó en la marcha que se efectuó en Bogotá.

Las marchas se constituyeron en un homenaje póstumo a los jóvenes asesinados con el carro bomba detonado en la Escuela de Cadetes de la Policía Nacional General Santander y el cual fue introducido a esa institución por José Aldemar Rojas Rodríguez, un hombre que se inmoló al hacer explosión el vehículo que había sido cargado con 80 kilos de pentolita.

El presidente de la República, Iván Duque encabezó en Bogotá la movilización y estuvo acompañado por todo el gabinete ministerial. También en la capital colombiana hizo presencia, por separado, el ex jefe del Estado y premio nobel de paz, Juan Manuel Santos, quien apareció en compañía de su esposa María Clemencia Rodríguez y sus hijos.

A su vez, en Montería, la capital de Córdoba, marchó el ex presidente y senador Álvaro Uribe Vélez.

Enviado a la cárcel presunto cómplice del atentado contra la Policía Nacional y que mató a 21 persona

 
Contra Ricardo Andrés Carvajal Salgar el Juzgado 58 Penal Municipal, con función de control de garantías, le impuso medida de aseguramiento en centro carcelario por su supuesta participación en cinco delitos, entre ellos homicidio agravado y daño en bien ajeno

Los testimonios de vecinos del sector donde fue alquilada una bodega que los terroristas usaron para ensamblar el carro bomba para llevar a cabo el atentado en contra de la escuela de cadetes general Santander, se constituyen en parte de las pruebas que tuvo en cuenta el juez que ordenó la detención en una cárcel de Ricardo Andrés Carvajal Salgar, a quien se le sindica de ser parte integral del grupo que llevó a cabo la acción contra la institución policial.

De acuerdo con las pesquisas realizadas por agentes de investigación tanto de la Fiscalía General de la República así como de la Policía Nacional, los terroristas usaron la estrategia de hablar con los vecinos, hacerse amigo de los celadores e incluso contratar algunos jóvenes del sector para que en algunas noches estuvieran pendientes de la bodega.

EN LA SOLEDAD

Otra de las estratégica usadas fue la de ubicar una bodega que estuviera en un alejado barrio del sur de Bogotá y de ahí que la encontraron en una cuadra que en las noches no cuenta con alumbrado público y donde no existe ninguna clase de monitoreo por video. 

Otro de los propósitos era el de ganarse la confianza de los vecinos con los vigilantes hablaban tanta de la seguridad en la zona así como de las rondas que por allí realizaba la Policía.

Según relató el dueño de la bodega, José Aldemar Rojas Rodríguez fue quien le pidió autenticar el contrato para dar garantía del negocio. También dijo que en sus visitas al sector, las cuales fueron en reiteradas ocasiones Rojas Rodríguez lo hizo en compañía de otra persona, que los vecinos identificaron en fotografías como Ricardo Carvajal Salgar.

A LA CÁRCEL

Para sustentar su denuncia la Fiscalía presentó en la audiencia de imputación de cargos contra Carvajal Salgar las declaraciones de personas del sector que también lo identificaron y que hablarían de su presunta responsabilidad en el atentado a la Escuela General Santander.

Carvajal Salgar esta sindicado de ser coautor de los delitos de terrorismo agravado, homicidio agravado en concurso, homicidio en la modalidad de tentativa en concurso, daño en bien ajeno agravado y transporte de explosivos agravado y los cuales no fueron aceptados por el indiciado.

Por ser un peligro para la sociedad el Juzgado 58 Penal Municipal, con función de control de garantías, impuso medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de Carvajal, investigado como presunto coautor del acto terrorista del pasado el 17 de enero.

En el hecho, perpetrado en la Escuela de Cadetes General Santander, fallecieron 21 personas luego de que José Aldemar Rojas Rodríguez, alias ‘Mocho Kiko’ y explosivista del ELN, ingresara violentamente una camioneta a la institución y posteriormente explotara el vehículo.

Cae presunto autor intelectual del atentado contra la escuela general Santander. Fue identificado como Ricardo Andrés Carvajal

Usando las imágenes grabadas en diferentes cámaras de seguridad ubicadas en los alrededores de la escuela de cadetes general Santander, investigadores de la Fiscalía reconstruyeron el camino recorrido por José Aldemar Rojas Rodríguez antes de llegar a la institución uniformada.

Los antecedentes judiciales descubiertos sobre las actividades de José Aldemar Rojas Rodríguez, el hombre que ingreso a la fuerza conduciendo una camioneta Nissan Patrol a la escuela de cadetes general Santander y el trazado del  recorrido que hizo en el carro previa a su llegada a la institución uniformada, se constituyen en acciones que le han permitido a las autoridades ir desenvolviendo la madeja de lo ocurrido el jueves al sur de Bogotá.

Estos dos antecedentes les permiten a los investigadores de la Fiscalía General de la República asegurar que el atentado fue organizado por el rebelde Ejército de Liberación Nacional (Eln), grupo al cual estaba vinculado Rojas Rodríguez, un hombre de 56 años de edad, responsabilidad que se fue tejiendo pocas horas después de perpetrado el acto terrorista.

La camioneta Nissan Patrol, la cual llevaba en su interior los 80 kilogramos de pentolita con los cuales mató a las 21 personas que se encontraban dentro de la institución uniformada. Rojas Rodríguez portaba la cédula de ciudadanía número 14'318.507 y según la información de las autoridades nació el 13 de mayo de 1962 en el municipio de Puerto Boyacá.

CLAVE, LA HISTORIA DEL VEHÍCULO

Los investigadores de la Fiscalía han logrado trazar lo que sería la historia del vehículo de propiedad de José Aldemar Rojas Rodríguez, quien dentro del Eln sería conocido con los alias de ‘El Mocho’ o ‘Kiko’.

Rojas Rodríguez compró el carro en abril del año pasado, compra que le hizo a  2018 a otro hombre vinculado igualmente al ELN.

LLAMADA DELATORA

Desde por lo menos 10 meses atrás se venía diseñando y programando el atentado contra la escuela policial, reveló el fiscal Néstor Humberto Martínez, tras confirmar que las autoridades pudieron llegar hasta el sujeto identificado como a Ricardo Andrés Carvajal, sindicado de ser el autor intelectual de los hechos.

Para llegar hasta él, la Fiscalía logró  interceptar una llamada interceptada que realizó el hombre minutos después del atentado.

En los audios revelados se escucha a Carvajal donde reconoce su participación en el atentado. El sitio donde reside Carvajal fue allanado por las autoridades y allí los investigadores encontraron material reservado de las fuerzas militares, entre otros componentes. Igualmente le fue incautado el celular usado por él y donde hay información sensible,

HISTORIAL

Dentro de la pesquisa realizada, los investigadores del ente acusador determinaron que Rojas Rodríguez era conocido con los alias de ‘el Mocho’ o ‘Kiko’, pertenecía a la estructura Héroes y Mártires del frente Domingo Laín y se desempeñó como jefe de la Comisión Camilo Cienfuegos.

El ataque contra la escuela General Santander, dejó un saldo de 21 personas muertas y 68 más heridas.

Gobierno no negociará con el Eln bajo presiones. Así lo aseguró  Miguel Ceballos, Alto Comisionado para la Paz

Gobierno no negociará con el Eln bajo presiones. Así lo aseguró  Miguel Ceballos, Alto Comisionado para la Paz

Aunque la decisión final sobre cómo quedarán las negociaciones de paz con el Eln está en manos del presidente Iván Duque, el Alto Comisionado para la paz dijo que el Gobierno no cederá ante la intimidación.

El Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos aseveró que el Gobierno no cederá frente a la presión que piensa instaurar el grupo rebelde Ejército de Liberación Nacional (Eln), el cual fue responsabilizado por el funcionario como de ser el autor intelectual de la acción terrorista que el jueves sacudió a la escuela de cadetes general Santander. Ese hecho mató a 21 personas y provocó heridas a otras 68.

“No vamos a ceder y no vamos a negociar frente al terrorismo” señaló Ceballos, quien dijo durante una rueda de prensa en la que estuvo junto con el Ministro de Defensa, el Director de la Policía y el Fiscal General de la Nación. Allí sostuvo que será el Presidente de la República, Iván Duque quien haga el “anuncio sobre la decisión del Gobierno Nacional frente a ese grupo armado organizado (Eln) y que con sus actos de dolor, de violación a todos los derechos, ha llenado de sombras y de sangre la historia de este país”.

El anunció del gobernante se dará en horas de la tarde y noche del viernes y se producirá luego de una reunión que el jefe del Estado sostiene con Ceballos y otros funcionarios de su Gobierno.

PROCESO EN EL LIMBO

El Alto Comisionado para la Paz recordó que al posesionarse en la primera magistratura de la Nación, el pasado 7 de agosto, el Presidente Duque dio un mes para la evaluación del proceso de paz que venía desarrollando el Gobierno anterior con el Eln.

“El primer resultado de esa evaluación fue muy negativa, porque identificamos, junto con el Ministerio de Defensa y todos los organismos de seguridad y de justicia, que se habían cometido más de 400 actos contra la ley, actos de terrorismo, actos de violación de todos los derechos de los colombianos, y que habían sido asesinados por parte del Eln más de 100 personas”, expuso Miguel Ceballos.

Recordó que, posteriormente, el Presidente de la República estableció unas “líneas rojas” según las cuales no habrá ningún espacio de diálogo con el Eln hasta que este grupo libere a las personas secuestradas, renuncie a este delito y suspenda sus actividades criminales.

PASOS EN FALSO

Para Ceballos el Eln se constituye en un grupo cuya voluntad de paz, su es que la tiene, es muy mínima

los actos de ese grupo terrorista no han mostrado su interés de llegar a una paz.

Para ello presentó el siguiente balance sobre las acciones contrarías a paz llevadas a cabo por el Eln.

• Secuestro de tres soldados en Arauca, el 8 de agosto de 2018.

• Secuestro de la señora Diana María Toro, en Amagá (Antioquia), quien sigue en poder de esa guerrilla.

• Secuestro de una menor de edad en el Chocó, hecho reconocido por alias ‘Uriel’, cabecilla del Eln.

• Secuestro del cabo Ángel Mauricio Acevedo, quien en este momento está privado de su libertad.

• Secuestro de tres personas que iban a bordo del helicóptero que fue derribado en la zona del Catatumbo.

 “Dieciséis personas secuestradas, sobre las cuales el Eln no ha tenido la dignidad y el respeto con las familias de ellos de dar información sobre lo que está pasando con ellos”, dijo el Alto Comisionado para la Paz.

Francisco expresa su dolor por el daño que causó lo que llamó como ‘cruel atentado y acción inhumana’

El pronunciamiento del Santo Pontífice se produjo mediante un mensaje enviado a Colombia para rechazar el atentado de que fue objeto el jueves la escuela de cadetes general Santander.

Tras expresar su profundo dolor y malestar por el resultado que produjo lo que catalogó como “cruel atentado y acción inhumana” que mató a 21 personas y provoco diferentes tipos de heridas a más de 65 personas.

La postura del alto jerarca de la Iglesia Católica quedó plasmada en un mensaje escrito enviado a Colombia a través del Arzobispo de Bogotá, cardenal Rubén Salazar Gómez y en el que expresó su profundo dolor por víctimas del ataque terrorista llevado a cabo contra la Policía.

En su mensaje el Santo Padre manifestó su “más profundo pesar por las víctimas que han perdido la vida en una acción tan inhumana” y ofreciendo sufragios por su eterno descanso.

“Ante la noticia del cruel atentado terrorista que ha sembrado dolor y muerte a la ciudad de Bogotá, el Papa Francisco expresa su más profundo pesar por las víctimas que han perdido la vida en una acción tan inhumana y ofrece sufragios por su eterno descanso. En estos momentos de conmoción y tristeza, quiere hacer llegar también su apoyo y cercanía a los numerosos heridos, a sus familias y a toda la sociedad colombiana”, dijo el texto de la declaración papal escrita por el Cardenal Secretario de Estado, Pietro Parolin.

El documento dice finalmente que “el Santo Padre condena una vez más la violencia ciega, que es una ofensa gravísima al Creador y eleva su oración al Señor para que ayude a perseverar en la construcción de la concordia y la paz en ese país y en el mundo entero”.

Bogotá no sucumbirá ante el terrorismo. Alcalde Peñalosa asegura que se dará con los responsables intelectuales del atentado contra la Policía

Bogotá no puede permitir el regreso de épocas terroríficas: Daniel Palacio, presiden del Concejo

El Gobierno Distrital y el Concejo de la capital de la República unieron su voz para rechazar la acción terrorista en contra de la escuela de cadetes General Santander y sostuvieron que junto con la ciudadanía se buscará que la ciudad no viva situaciones terroristas como las que padeció a causa de la guerra desatada contra la población por parte de los grupos dedicados al narcotráfico.

La premisa fue lanzada por parte del alcalde capitalino, Enrique Peñalosa y los 45 integrantes del Concejo de Bogotá representados en su presidente, Daniel Palacios.

Peñalosa manifestó que los ataques terroristas se pueden presentar en cualquier momento, pero dijo que “todas las autoridades están volcadas para dar con los responsables de este hecho”. Puntualizó luego: “Los ciudadanos pueden tener la seguridad de que aquí en Bogotá hay un trabajo de inteligencia muy potente y vamos a dar con los responsables”, sentenció.

Le envió un mensaje a los alzados en armas, a quienes les dijo que “Bogotá no dará su brazo a torcer ante el terrorismo”.   

Por su lado, los concejales tras catalogar la acción como un “el cobarde acto terrorista” dijeron que “Bogotá no puede volver a épocas de violencia y terroríficas, no podemos tolerar el terrorismo. En estos momentos rodeamos a toda nuestra Policía Nacional, y en especial a las familias de las víctimas y heridos”, señaló el presidente de la Corporación Distrital.

Eln sería el responsable del atentado contra la escuela general Santander. Autoridades investigan

Días antes del atentado, el Eln lanzó un mensaje amenazantes a través de su cuenta de twitter

El grupo rebelde Ejército de Liberación Nacional (Eln) aparece como el grupo al cual se responsabiliza del atentado perpetrado que jueves en la mañana en contra de la escuela de cadetes Generar Santander, causando la muerte de nueve personas y otras 54 heridas.

Las versiones sobre esa posible partición se desprenden de hecho como el que el vehículo con el cual se perpetro la acción provenía de la ciudad de Arauca, donde el Eln tiene una fuerte presencia, lugar donde se le efectuó la última revisión técnica mecánica al vehículo.

 A ello se suma el hecho de que días antes de que se produjera la acción, el frente urbano de esa agrupación terrorista público un amenazante mensaje en su cuenta de twitter y donde señaló que  “¡Algo sucederá en el calor de esta ciudad!”.

El texto dice:

José Aldemar Rojas Rodríguez, autor del atentado que mató a nueve personas, era un hombre sin pasado judicial

De acuerdo con la investigación que realizan las autoridades, el hombre, oriundo de Boyacá, había adquirido el carro con el que produjo el atentado en mayo del año pasado en Arauca.

Como un hombre de 56 años, sin antecedentes judiciales y quien respondía al nombre de José Aldemar Rojas Rodríguez, fue identificada la persona que en la mañana del jueves atentó contra la escuela de cadetes General Santander, ubicada al sur de Bogotá, y que una actitud suicida causó la muerte de nueve personas y heridas a otras 54.

La Registraduría Nacional de Estado Civil le otorgó a Rojas Rodríguez la cédula d ciudadanía número 14'318.507 y según la información de las autoridades nació el 13 de mayo de 1962 en el municipio de Puerto Boyacá.

La amputación de su mano derecha se constituye en una de las reseñas particulares que existen en torno a la persona Rojas Rodríguez y su lugar de residencia fue ubicado en la vereda Boja, en jurisdicción del municipio boyacense de Cubará, zona limítrofe con Arauca y muy cercana a la frontera con Venezuela, zona donde el rebelde Ejército de Liberación Nacional (Eln) tiene una presencia muy fuerte.

Los documentos señalan que se movía por varios municipios de Boyacá y Tolima, además de Arauca, donde compró el carro utilizado para el atentado en mayo del año pasado.

Página 1 de 43