Viernes, 26 Abril 2019 17:46

Se necesita más dinero para atender migración de venezolanos. Acnur pide que se amplié la cooperación internacional y asegura que el problema se puede salir de control

La advertencia de la Acnur lanzada por Eduardo Stein esta hecha, o se encuentra una salida política a la crisis venezolana casi de inmediato y que en este momento no se vislumbra por ningún lado, o de lo contrario se podría registrar una migración descontrolada que será muy difícil de manejar ya que se saldría de cualquier cauce. La advertencia de la Acnur lanzada por Eduardo Stein esta hecha, o se encuentra una salida política a la crisis venezolana casi de inmediato y que en este momento no se vislumbra por ningún lado, o de lo contrario se podría registrar una migración descontrolada que será muy difícil de manejar ya que se saldría de cualquier cauce.
De acuerdo con Eduardo Stein, representante Especial Conjunto del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), la comunidad internacional debería incrementar su aporte en 250 millones de dólares adicionales.

Alrededor de 250 millones de dólares adicionales se requieren para que Colombia y la región le hagan frente al problema de la migración de venezolanos que huyen de su país para escapar de la fuerte crisis económica, social y política que vive esa nación suramericana, situación que de acuerdo con Eduardo Stein, representante Especial Conjunto del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y quien advirtió que como van las cosas, la situación se podría salir de cualquier tipo de control.

En su planteamiento, el representante de la ONU para los Refugiados (Acnur), puntualizó que la comunidad internacional debe aumentar el recurso destinado para atender la migración venezolana en el monto señalado por él y con ello tratar de darle una solución a una bomba de tiempo que se ha venido gestando.

De acuerdo con la Acnur la situación se salió de las manos y es urgente una cooperación internacional para que se pueda atender la emergencia humanitaria.

Sostuvo que sus argumentos son claros y concisos. Se observa que no se detiene el tránsito de personas desde Venezuela a Colombia y por ello ya no se puede hablar de que en el territorio nacional residen, en condiciones infrahumanas, 1,2 millones de venezolanos como dicen las cifras oficiales, ya que existen subregistros en los que se asegura que la realidad es otra y que el número personas podría ser el doble de la cifra oficial, es decir de entre 2,4 a 2,5 millones de venezolanos.

De acuerdo con Acnur ello se debe porque el ingreso de venezolanos a Colombia se está llevando a cabo a través de las trochas y no por los puntos de acceso normal.

Pero para Stein el aporte no es solo para atender el problema que se esta viviendo en este momento, sino que el aporte se debe aumentar por cuanto las experiencias registradas en otros punto del mundo demuestran que el retorno de las personas refugiadas no ocurre en el mismo momento en que se encuentra la salida política al problemas que los hizo emigrar de su país, sino que ello se va dando en forma paulatina.

Para el representante Especial Conjunto del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados la situación de Venezuela se puede complicar aún más y advirtió que en su opinión, él no ve que se de una solución a corto plazo como algunos creen o vaticinan.

“De manera que la región y Colombia, que es el país más afectado, necesitan prepararse institucionalmente a nivel de capacidad humana y financiera para todavía otros dos años más, suponiendo que la solución política que conjurara el flujo migratorio se diera mañana”.

“Con debido respeto, no vemos una solución a tan corto plazo, por lo cual los esfuerzos presupuestarios van a seguir teniendo una presión enorme y aumentando las necesidades financieras”, agregó el representante de Acnur.

“De manera que la región y cada uno de los países, en especial Colombia, necesita prepararse institucionalmente a nivel de capacidad humana y a nivel de capacidad financiera para todavía otros 2 años más por lo menos, de la situación de migración que se observa en este momento”, dijo y agregó que ello sería “suponiendo que la solución política que conjurara el flujo migratorio sería mañana”, situación que él no cree que vaya ha ocurrir.

Los vaticinios del comisionado son preocupantes al advertir que se necesita con urgencia una mayor cooperación internacional y una solución a los problemas políticos en Venezuela, pues de lo contrario el flujo masivo de personas no se podrá contener.