Miércoles, 17 Abril 2019 18:26

“Alan García, ‘buen amigo’ de Colombia”: Álvaro Uribe

El ex presidente peruano, Alan García, estuvo asilado en Colombia entre los años 1992 al 2001, cuando prescriben las investigaciones en su contra en Perú. El ex presidente peruano, Alan García, estuvo asilado en Colombia entre los años 1992 al 2001, cuando prescriben las investigaciones en su contra en Perú.
 
 El ex gobernante peruano, quien vivió en condición de asilado en Colombia, se suicidó en Lima en momentos en que integrantes de la policía peruana intentaban detenerlo bajo el cargo de corrupción.

 

 

La trágica muerte del ex presidente de Perú, Alan Gabriel Ludwig García Pérez, quien en la mañana de este miércoles santo se suicido en su casa particular en Lima para eludir una orden de captura emitida en su contra, causó hondo pesar en los estamentos políticos colombianos, país en donde residió por espacio de nueve años en condición de asilado político.


Uno de los primeros en lamentar la acción en la que murió el ex gobernante peruano fue el ex presidente colombiano y fundador del partido Centro Democrático. Álvaro Uribe Vélez, quien en su cuenta de twitter comentó: ’fue un buen amigo de Colombia’.

Luego Uribe Vélez comentó que ’las relaciones con su reciente Gbno fueron excelentes. Solidaridad con los suyos".

García y Uribe compartieron parte de los periodos que los dos ocuparon, Uribe en la presidencia Colombia (2002-2010) y García en la de Perú durante su segundo mandato (2006-2011).

García, quien tenía 69 años de edad, murió hoy después de dispararse un tiro en la cabeza para evitar su detención por orden de un juez anticorrupción, confirmó su ex ministra y dirigente del partido Aprista en el que también militaba el ex gobernante muerto, Nidia Vílchez, anuncio que efectuó ante periodistas y un grupo de seguidores de García congregados ante el hospital de emergencias Casimiro Ulloa, donde los médicos intentaron en vano salvarle la vida.

Al menos dos horas antes del anuncio, fuentes médicas informaron extraoficialmente que, luego de tres paros cardiorrespiratorios en la sala de operaciones, el paciente había sufrido muerte cerebral.

El director del hospital, Enrique Gutiérrez, señaló que el ex gobernante presentaba un disparo de arma de fuego en el cráneo "con orificio de entrada y salida" y que todos los médicos del Casimiro Ulloa, en el distrito limeño de Miraflores, participaron en la operación para intentar salvarle la vida.

Por su parte, el parlamentario aprista Mauricio Mulder confirmó la noticia y sostuvo que el suicidio del ex gobernante fue ’un acto de dignidad y de honor de un hombre libre’, frente a una supuesta ’persecución fascista’ que atribuyó a sectores del ministerio público, la prensa y enemigos políticos.

El suceso se produjo cuando agentes de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad acudieron a la casa del político, sobre el que pesaba desde finales del año pasado una orden de impedimento de salida del país, para someterlo a una detención provisional por diez días ordenada por el Poder Judicial.

Junto a García, también se ordenó la detención de Luis Nava, secretario presidencial bajo el gobierno del líder del partido aprista, y Miguel Atala, ambos estrechos colaboradores del expresidente y señalados como sus testaferros. Además, del exministro de Transportes y Comunicaciones y de Vivienda y Construcción, Enrique Cornejo, quien horas después se entregó a la Justicia, y de otros cinco exfuncionarios de su segundo gobierno.

La situación legal de García se complicó después de que el pasado domingo se difundiera que la empresa Odebrecht, en el marco del acuerdo de colaboración que mantiene con la justicia peruana, reveló que Nava, y su hijo José Antonio Nava, recibieron 4 millones de dólares de la empresa para lograr el contrato de construcción de la Línea 1 del Metro de Lima. 

García Pérez nació el 23 de mayo de 1949 en Lima. Fue dos veces presidente del Perú, entre 1985 y 1990 y posteriormente en el periodo de 2006 al 2011.

En el 90 Alberto Fujimori asume la presidencia de Perú. Dos años después Fujimori ejecutó algunos cambios descritos como un ’Autogolpe de estado’. 

Ante ese hecho Alan García se refugió el 31 de mayo en la embajada colombiana en Lima y recibió el asilo por parte de Colombia. Fue trasladado a Bogotá en un avión de la Fuerza Aérea Colombiana. Su residencia se ubicó en el sector de Suba.

El asilo de Alan García en Colombia se prolongó hasta el 2001, cuando prescriben las investigaciones en su contra en Perú.