Miércoles, 10 Abril 2019 02:21

Récord en ganacias de la Industria Licorera de Caldas

  La licorera pasó de entregar al departamento $7.769millones entre 2012 y 2015, a dejarle casi $63 mil millones entre 2016 y 2018

La Industria Licorera de Caldas entregó sus resultados financieros de 2018 en los que lograron unos resultados “históricos”, al conseguir por tercer año consecutivo un incremento en sus ventas y utilidades.

Las utilidades netas de la compañía alcanzaron en 2018 los $50.409 millones de pesos, lo cual supera en un 25% las alcanzadas durante el 2017 y en un 67% las utilidades del 2016.

“Estos resultados obedecen a la formulación de una estrategia integral de crecimiento rentable, liderada por el gobernador de Caldas, Guido Echeverri, que ha sido ejecutada de manera cuidadosa por un equipo de trabajo comprometido que ha logrado la alineación a la estrategia corporativa”, asegura Luis Roberto Rivas, gerente de la ILC.

Estas utilidades, permitieron que la ILC le entregara $30.245 millones como transferencias por excedentes de 2018 a la Gobernación de Caldas para inversión en educación, salud, cultura y deporte. En 2017 las transferencias fueron de $22.403 millones, en 2016 de $10.302 millones, para un total de $62.950 millones entre 2016-2018.

“Estas cifras son el reflejo de que la Industria Licorera de Caldas sí es rentable y sostenible en el tiempo, diferente a lo que se pensó hace 5 años cuando la ILC parecía inviable, ya que las utilidades eran bajas y las transferencias que dejaba al departamento no superaron los 8 mil millones en 4 años”, agrega Rivas.

En cuanto a los ingresos, en 2018 se alcanzaron  $214.668 millones, creciendo un 5% con respecto al 2017, un 28% con respecto al 2016, y un 80% con respecto al año 2015. Así mismo, la comercialización de botellas (unidades reducidas 750 ml) presentó un incremento de  809.586  botellas  más que en 2017; 1.104.575  unidades  más  respecto a 2016 y 6.565.718 más que en 2015.

“Seguimos demostrando que una empresa pública con una gestión empresarial eficiente y transparente, no solo es rentable y sostenible en el tiempo, sino que se convierte en pieza fundamental para el desarrollo de los departamentos mediante las transferencias”, puntualiza Luis Roberto Rivas, gerente de la ILC.