Viernes, 15 Marzo 2019 15:38

Corredor vial Sabana Norte tendrá una mejor movilidad y más calidad de vida para los habitantes de la zona

Corredor vial Sabana Norte tendrá una mejor movilidad y más calidad de vida para los habitantes de la zona Corredor vial Sabana Norte tendrá una mejor movilidad y más calidad de vida para los habitantes de la zona
Arrancó la construcción de una variante que busca acabar con los trancones que a diario se registran los alrededores de Chía y que perjudican a las personas que se movilizan hacia ese municipio y otras localidades como Cajicá, Tabio, Tenjo, Cota, Tocancipá, Zipaquirá, Ubaté, Sopó, Guasca y Tunja, entre otros.

A fin de mejorar la movilidad entre Bogotá y los municipios ubicados al norte y occidente de la capital colombiana arrancó la construcción de una variante de algo más de tres kilómetros de extensión que evitará los represamientos que se registran a la altura del municipio sabanero de Chía y mejorará el tiempo de movilidad en un 40 por ciento.

La obra, cuyo costo es de $116.000 millones de pesos (alrededor de 39 millones de dólares), beneficiará a más de 300 mil personas que habitan dicho corredor vía y habitacional. En total serán 3,4 kilómetros de vía en doble calzada con un separador central, y dos puentes vehiculares de 100 metros cada uno sobre el río Bogotá.

Con la variante se busca beneficiar a pobladores de los municipios de Cajicá, Tabio, Tenjo, Cota, Tocancipá, Zipaquirá, Sopó, Guasca y Tunja (Boyacá).

Según las cifras que maneja la gobernación de Cundinamarca, la variante evitará que por ese corredor vial de la Sabana Norte los ocupantes de más de 40 mil vehículos no se vean obligados a disminuir la velocidad y quedarse atollados dentro de un trancón que ahora va a desaparecer.

“Esta obra tiene como propósito brindar una verdadera solución al problema de movilidad y represamiento que se ha venido presentando en los últimos años en Chía, y sus municipios aledaños”, dijo el mandatario cundinamarqués.

La obra forma parte de los proyectos de infraestructura que el Gobierno Nacional está llevando a cabo en cabeza del Ministerio de Transporte y la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), y se ejecuta ante las gestiones efectuadas por el ejecutivo departamental.

La variante es una obra que desde hace 40 años reclaman los habitantes que circundan la Carretera de Los Andes y su ejecución la realiza la concesión AcceNorte S.A.S.,

No solo mejorará la movilidad de los vehículos que transportan pasajeros, sino que también reducirá los tiempo que emplean los carros de carga que ingresan a Bogotá proveniente del noroccidente de Cundinamarca.

Según estudios efectuados por la ANI y las autoridades de movilidad de Cundinamarca la variante va ha consolidar la red vial de la Sabana Norte de Bogotá al conectar al municipio de Chía con la autopista Norte y evitando con su ejecución que los conductores de los vehículos que circundan por la zona tengan que reducir la velocidad de operación, soportar embotellamientos y saturación de las vías”.

Los primeros trabajos se efectúan a la altura de la autopista Norte en el sector conocido como Hacienda Cuernavaca.

En ese punto se ha establecido un plan de manejo de tráfico robusto, que estará vigente durante los 18 meses que dura la obra y se busca con él mitigar los posibles traumatismos en la movilidad que se registren por la construcción de la variante. Para ello se usarán vías como la autopista Norte y la carrera séptima, entre la calle 245 y La Caro; además de incrementar la capacidad vial, con la ampliación y construcción de carriles adicionales, lo que permitirá un mejor servicio en la zona.