Viernes, 08 Marzo 2019 00:32

Uso o no del glifosato enfrentó hoy a los colombianos. Gobierno pide contar con todas las armas por combatir el narcotráfico y otros señalaron que dicho herbicida causa efectos nocivos para la salud humana

El presidente Iván Duque (izq.) le pidió a la Corte Constitucional de su país no limitar la lucha contra los cultivos de coca y por ello le propuso facilitar el uso del glifosato como herbicida para combatir esa planta, y señaló que no solo esta en juego el crecimiento vertiginoso de los cultivos ilícitos y el narcotráfico sino que también combatir la amenaza que existe sobre el orden constitucional, mientras que el ex gobernante Juan Manuel Santos, en cuyo gobierno se decidió no continuar con la aspersión, señaló que usar el glifosato sería como envenenar desde el aire a las más de 130 mil familias colombianas que viven de ese cultivo. “El camino es ofrecer alternativas a los campesinos, no envenenarlos”: El presidente Iván Duque (izq.) le pidió a la Corte Constitucional de su país no limitar la lucha contra los cultivos de coca y por ello le propuso facilitar el uso del glifosato como herbicida para combatir esa planta, y señaló que no solo esta en juego el crecimiento vertiginoso de los cultivos ilícitos y el narcotráfico sino que también combatir la amenaza que existe sobre el orden constitucional, mientras que el ex gobernante Juan Manuel Santos, en cuyo gobierno se decidió no continuar con la aspersión, señaló que usar el glifosato sería como envenenar desde el aire a las más de 130 mil familias colombianas que viven de ese cultivo. “El camino es ofrecer alternativas a los campesinos, no envenenarlos”:

Una audiencia pública realizada por la Corte constitucional permitió al gobierno y sus amigos defender la urgente necesidad de usar dicho herbicida para disminuir el aumento de cultivo de coca, mientras que otro sector trató de mostrar con cifras los efectos nocivos que causa el uso de dicho producto.

Colombia vivió una jornada entre amigos del uso del glifosato como herbicida para combatir los cultivos de hoja de coca, y quienes se oponen a él por los supuestos efectos nocivos para la salud, en especial para las personas expuestos a él.

Cada uno de los expositores que participaron en la audiencia pública que sobre el tema que realizó este 7 de marzo la Corte Constitucional, incluyendo al presidente de la República, Iván Duque, lo mismo que al ex gobernante colombiano, Juan Manuel Santos, demostraron con cifras los beneficios, para unos, y los efectos nocivos, para otros, que el glifosato produce si se usa para combatir el aumento excesivo de los cultivos de coca.

De acuerdo con las Naciones Unidas en Colombia existen más de 175 mil hectáreas cultivadas con dicha planta, mientras que el Gobierno de Estados Unidos ubica esa cantidad en 209 mil hectáreas. 

La audiencia se realizó como una acción para hacerle seguimiento a la sentencia T-236 de 2017 emitida por la Corte, en la que se señaló que no se puede hacer uso del químico si existen dudas sobre su afectación a la salud y el ambiente.

Por ejemplo el grupo que busca que se use dicho fungicida, el cual es encabezado por el propio presidente Duque, quien fue a la audiencia acompañado por sus ministros para aseverar entre otras cosas que la discusión que se dio no fue sobre la suerte de un herbicida, sino sobre el crecimiento vertiginoso que los cultivos ilícitos y el narcotráfico registrados entre 2013 y 2018, y manifestó que esa es una situación que amenaza el orden constitucional en los territorios y frente a la cual el país necesita de todas las herramientas para combatir este flagelo.

Duque contextualizó su participación diciendo que el ritmo de crecimiento de los cultivos en esos últimos cinco años equivale a un 64% por año, hecho que contrastó con los ocurrido entre el periodo 2000 - 2012, cuando Colombia redujo el cultivo de coca de 180 mil hectáreas, aproximadamente, a menos de 60 mil.

El Presidente llamó la atención acerca del grave impacto que está causando el narcotráfico sobre el medio ambiente, más allá del debate sobre un herbicida.

’Si bien algunos han tratado de centrar el debate sobre ese herbicida, aquí poco se habla de los 4 millones 130 mil litros de ácido sulfúrico que llegan a la selva tropical húmeda de Colombia para la producción de cocaína. Poco se habla, además, de los 3 millones de litros de amoníaco. Poco se habla de los 248 mil litros de ácido clorhídrico. Y poco se habla de los 102 millones de galones de gasolina, o los 1,4 millones de sacos de cemento que se utilizan para la cadena criminal de la producción de cocaína’, precisó.

De acuerdo con el Jefe de Estado, el país requiere de todas las herramientas para enfrentar la actividad criminal del narcotráfico, entre ellas el desarrollo alternativo, la erradicación manual, el pago por servicios ambientales, la interdicción y la aspersión aérea. ’No se pueden limitar las herramientas. Limitar el uso de las herramientas ante este fenómeno, ante esta amenaza, puede afectar la capacidad misma del Estado de proteger la integridad territorial y los derechos de muchos colombianos’, dijo.

La expectativa en torno a la audiencia surgió por la decisión que tiene el Gobierno de Duque propone que el glifosato se vuelva a usar como herbecida para combatir los cultivos de coca y evitar su aumento.

La audiencia fue presidida por el magistrado Alberto Rojas Ríos, el ponente, quien la dividió en varios ejes temáticos.

El primero trató sobre los riesgos de la utilización del glifosato en la salud, exposición que realizó Christopher J. Portier, profesor Honorario de la Universidad de Queensland, Australia y quien fue Director del Centro Nacional para la Salud Ambiental, Atlanta. También, participará el ex ministro de Salud de Colombia, Alejandro Gaviria, como Director del Centro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para América Latina y el Caribe.

El segundo, se relacionó con las afectaciones del glifosato en el ambiente, mientras que el tercero se refirió sobre seguridad y defensa punto en el que habló el ex presidente Juan Manuel Santos como miembro de la Comisión Global de Política de Drogas.

En el cuarto eje se habló sobre paz y los cultivos ilícitos en donde participará el ex presidente César Gaviria, también como Miembro de la Comisión Global de Política de Drogas.

Para quienes se muestran contrario con el uso del glifosato, entre ellos el ex presidente Santos, argumentan que ello se constituye en un craso error ambientalista, además de que dicen que es una estrategia ineficiente para la lucha contra el narcotráfico y los cultivos ilícitos.

El ex gobernante señaló que su uso ’se constituye en una respuesta equivocada’ ya que afectaría a 130 mil familias pobres que viven del cultivo de la coca y lo que vamos a hacer ahora es ’fumigarlas con veneno. ¿Por qué digo veneno? Porque la concentración de glifosato requerida para matar la hoja de coca, puede ser hasta 10 veces más alta de la que se usa normalmente, eso es veneno’.

Santos señaló que en la actualidad el 37% de los cultivos ilícitos están en parques naturales, resguardos indígenas y zonas fronterizas ’donde no se puede fumigar’, manifestó y dijo luego que el resto de los cultivos ilícitos está entremezclado con productos lícitos: ’¿dónde diablos vamos a fumigar con aviones? me preguntaba un general de la Policía hace un par de días’.