Viernes, 01 Febrero 2019 18:49

Desmantelan tenebrosa banda de narcotráfico que operaba en Soacha y parte del sur de Bogotá.

Mediante videos la Policía obtuvo las pruebas que determinan cual era el modus operandi de la temible banda autodenominada ‘los grullos’ que lideraba una mujer identificada con el alias de ‘niki’, quien se observa en la foto de la izquierda con uno de sus secuaces. Mediante videos la Policía obtuvo las pruebas que determinan cual era el modus operandi de la temible banda autodenominada ‘los grullos’ que lideraba una mujer identificada con el alias de ‘niki’, quien se observa en la foto de la izquierda con uno de sus secuaces.
La organización, liderada por una mujer obligaba a menores de edad a realizar ventas de narcóticos y si no aceptaban eran asesinados

Un total de nueve personas que componían una temible banda encargada de distribuir narcóticos en diferentes partes del municipio de Soacha, cercano a Bogotá, así como en algunas zonas capitalinas del sur de la capital del país, fueron detenidas por la Policía tras un seguimientos de varios meses.

La peligrosa banda, la cual estaba al mando de una mujer identificada con el alias Niki y otras tres mujeres que se encargaban del tráfico de estupefacientes en la zona, se hacia llamar como ‘los grillos’.

En audios revelados por la Policía Nacional se puede escuchar cómo los delincuentes hablan en clave cuando planean un asesinato de cualquier persona que no se sometía a sus intensiones de ampliar su mercado.

Los detenidos también son acusados por la Policía por la distribución de drogas en colegios y parques de Soacha, lo mismo que de las comunidades bogotanas de Bosa, Patio Bonito y Ciudad Bolívar, donde trataban de convertir en drogadictos a menores de edad y luego los obligaban a vender cierta cantidad de droga.

En caso de que lo jóvenes se negaran a cumplir con esos fines, eran amenazados de muerte acciones que en muchos de los casos fueron cumplidas.

En la operación de la Policía también fueron incautadas varias dosis de estupefacientes, dinero en efectivo, celulares y armas de fuego.

Los capturados fueron individualizados  y judicializados por los delitos de tráfico de estupefacientes, porte ilegal de armas y concierto para delinquir.