Lunes, 28 Enero 2019 17:22

Los atentados terroristas perpetrados en Bogotá no se preparan en la capital, dicen las autoridades

José Aldemar Rojas Rodríguez, alias Mocho Kico, conductor de carro-bomba, llegó a la Escuela de Cadetes y no ingresó a la fuerza. Por el contrario se observa que se desplazó con tranquilidad dentro de la instalación policial. José Aldemar Rojas Rodríguez, alias Mocho Kico, conductor de carro-bomba, llegó a la Escuela de Cadetes y no ingresó a la fuerza. Por el contrario se observa que se desplazó con tranquilidad dentro de la instalación policial.
 
Versiones de prensa aseguran que José Aldemar Rojas Rodríguez, alias Mocho Kico no tuvo inconvenientes para ingresar a la escuela de cadetes. Al parecer recibió ayuda desde adentro de la institución

El gobierno de Bogotá, Jairo García, afirmó que los planes terroristas diseñados por el rebelde Ejército de Liberación Nacional (Eln) se diseñan y perpetran desde afuera de la capital de la República.

Puntualizó que para tratar de evitar al máximo ese tipo de acciones de parte del terrorismo, los Gobiernos Nacional y del Distrito hacen seguimiento a las diferentes informaciones e investigaciones que les llega sobre posibles hechos que se están diseñando.

"Lo que hemos identificado es que el modus es prepararlo por fuera de Bogotá”, dijo García y anotó que “por ahora no hemos identificado presencia permanente que esté afectando Bogotá, pero seguimos trabajando con inteligencia".

NI FUE UNO, FUERON DOS

Entre tanto, publicaciones de prensa como la que incluyó la revista Semana en su más reciente edición, el conductor del carro-bomba que ingresó a la escuela General Santander, José Aldemar Rojas Rodríguez, alias Mocho Kico, no solo alquiló la locación hallada por las autoridades en el sur de Bogotá, sino que también tomó en arriendo otra, muy cercana a la bodega descubierta, hecho que permitió establecer que el atentado se planeó, como mínimo, hace un año, situación que las autoridades de inteligencia no detectaron. 

ROJAS DESCONCERTADO

José Aldemar Rojas Rodríguez, alias Mocho Kico, llegó a la Escuela de Cadetes y, contrario a lo manifestado por el Ministerio de Defensa, no ingresó a la fuerza y por el contrario se desplazó con tranquilidad dentro de la instalación policial. 

https://www.elespacio.net.co/component/k2/item/11362-habrian-nuevas-captura-en-torno-del-atentado-contra-la-general-santander

El objetivo de los terroristas del Eln, dice el medio, era hacerla detonar frente a una ceremonia en la cual estuvieran más de 200 personas.

Como tal ceremonia ya había terminado, se ve a José Aldemar Rojas Rodríguez dando vueltas, como desconcertado, porque no encontró una presencia masiva de cadetes donde detonarlo. 

El medio agrega que Rojas Rodríguez intentó descender del vehículo, de manera que no fue un acto suicida. Hasta ahora se investiga si él cometió un error al detonarlo o si sus cómplices lo hicieron estallar a la distancia y sin importar la suerte del terrorista del Eln.

¿AYUDA DE ADENTRO?

Existen otras informaciones de prensa que hablan de que habría un alto oficial de la Policía que habría entregado información a los terroristas y que por ello el carro pudo haber entrado a la escuela de cadetes sin ningún tipo de problema ni control.

Al parecer habría un oficial, al parecer un capitán recién ascendido y quien sabía qué personal estaba de guardia y si portaba o no armas para evitar ingresos forzados.