Jueves, 03 Enero 2019 23:45

Asesino de menor ultrajada en el Meta, aceptó los cargos y fue enviado a la cárcel

A la cárcel de Villavicencio fue conducido Pastor Gómez Vaca por el cargo de feminicidio agravado y quien reconoció que asesinó a la menor de 12 años, Angie Lorena Nieto. A la cárcel de Villavicencio fue conducido Pastor Gómez Vaca por el cargo de feminicidio agravado y quien reconoció que asesinó a la menor de 12 años, Angie Lorena Nieto. A la cárcel de Villavicencio fue conducido Pastor Gómez Vaca por el cargo de feminicidio agravado y quien reconoció que asesinó a la menor de 12 años, Angie Lorena Nieto.
La violenta muerte de Angie Lorena Nieto y otros casos ocurridos con menores de edad a comienzos del 2019, de nuevo avivó la petición de cadena perpetua para violadores.

El juzgado sexto con función de control de garantías de Villavicencio envió a la cárcel de esta ciudad a Pastor Gómez Vaca, un hombre de 34 años y quien aceptó los cargos de violación y asesinato de la menor de 12 años, Angie Lorena Nieto, a quien engañó y posteriormente mató en un paraje de la vía que une a los municipios metenses de Barranca de Upía con Cabuyaro.

La decisión de la funcionaria judicial se conoció luego de que el implicado aceptó que se le imputara el cargo de feminicidio agravado. Señaló que lo hacia bajo la premisa de que la Fiscalía le ofreció el 25 por ciento de la rebaja de la pena y de que si los cargos hubieran sido homicidio y acceso carnal violento la pena a pagar en prisión también será de muchos más años.

FORMULACIÓN DE CARGOS

Contra Gómez Vaca, quien trabajaba en una empresa petrolera de Barranca de Upía, la Fiscalía le formuló el cargo de feminicidio agravado por ser cometido contra una menor de edad, haberla accedido carnalmente y luego asesinarla.
La imputación la hizo la Fiscalía con base en el dictamen de Medicina Legal en el que se comprobó que existió acceso carnal violento y que la niña murió por trauma craneoencefálico severo, tras ser hallado su cuerpo este primero de enero en un oscuro paraje rural de Cabuyaro entre una lona, cubierta por una cobija.

Mientras que en Villavicencio se llevó a cabo la audiencia pública, en Barranca de Upía se llevó a cabo el sepelio de Angie Lorena Nieto.

MARCHA CALLEJERA

Previo a la ceremonia religiosa por las calles del pequeño municipio se llevó a cabo una marcha en la que la mayoría de habitantes de la población, vestidos con camisas blancas y globos del mismo color, recorrieron desde el parque central hasta el polideportivo y luego al cementerio. Durante la marcha se lanzaron gritos pidiendo que este tipo de actos no se vuelvan a repetir.
A la familia de Angie Lorena la acompañaron la gobernadora Marcela Amaya, el acalde de Barranca de Upía, Fredy Castro, padrino de la niña, el comandante de la Policía del Meta, coronel Nicolás Alejandro Zapata y funcionarios de Bienestar Familiar. 

CADENA PERPETUA
Allí, la gobernadora del Meta, Marcela Amaya señaló que la muerte de Angie Lorena se convirtió en un inicio de año lamentable para nuestros niños. 
“Este es un caso que nos llena de tristeza, dolor y rabia, nos tienen muy preocupados y por eso le hemos pedido al presidente y al Congreso de la República se debe trabajar para que en Colombia exista la cadena perpetua para este tipo de actos violentos”, dijo.

PEDIDO POR SUS HIJOS

El violador y asesino de la menor Angie Lorena, c, en respuesta a una pregunta de los periodistas solo atinó a pedir a los familiares de sus victimas y de quien era amigo “¡Qué cuiden a mis hijos!”

Declaración que dio en medio del fuerte dispositivo de seguridad que lo escoltaba mientras que era conducido por los pasillos del Palacio de Justicia a una tanqueta que lo llevó a la cárcel de Villavicencio.