Jueves, 03 Enero 2019 14:40

Con la llegada de la sonda Chang’e-4, el lado oculto de la luna dejará de ser oscuro para la tierra

La foto proporcionada por la Administración Nacional del Espacio de China el 3 de enero de 2019 muestra la primera imagen del lado lejano de la luna tomada por la sonda china Chang'e-4.(Xinhua) La foto proporcionada por la Administración Nacional del Espacio de China el 3 de enero de 2019 muestra la primera imagen del lado lejano de la luna tomada por la sonda china Chang'e-4.(Xinhua) La foto proporcionada por la Administración Nacional del Espacio de China el 3 de enero de 2019 muestra la primera imagen del lado lejano de la luna tomada por la sonda china Chang'e-4.(Xinhua)
A las 10:26 de la mañana, hora de Beijing, de este jueves 3 de marzo se posó la nave china en el sector que por primera vez deja ver su lado oculto a la tierra.

El días jueves 3 de enero pasará a la historia primordialmente de China cuando su sonda Chang’e-4 alunizó en el denominado lado oscuro u oculto de la Luna y se convierte en la primera nave espacial en posarse en forma suave en el lado inexplorado y que no es visible desde la Tierra.

Según un informe oficial la aeronave china, compuesta por un módulo de aterrizaje y un vehículo de exploración, alunizó a las 10:26 am (hora de Beijing) en la zona preseleccionada por la Administración Nacional Espacial de China (CNSA) y descrita 177,6 grados de longitud este y 45,5 grados de latitud sur en el lado opuesto de la luna

PRIMERA FOTO

Con la asistencia de comunicación del satélite de reenvío Queqiao (Magpie Bridge), la sonda devolvió la primera fotografía de cerca del otro lado de la luna, abriendo un nuevo capítulo en la exploración lunar. 

Según el Centro de Control Aeroespacial de Beijing el proceso de alunizaje de la sonda Chang'e-4 que fue lanzada el 8 de diciembre de 2018, comenzó a las 10:15 cuando el vehículo comenzó a descender desde 15 km por encima de la luna con un motor de empuje variable encendido, dijo CNSA. 

La velocidad relativa de Chang'e-4 a la luna se redujo de 1.7 km por segundo a cerca de cero, y la actitud de la sonda se ajustó a unos 6 a 8 km por encima de la superficie lunar. 

SELECCIÓN DEL LUGAR

A 100 metros de altura, la sonda flotaba para identificar obstáculos para evitarlos y así  seleccionar el área relativamente plana y descendió vertical y lentamente.

Luego, la sonda alunizó en el Cráter Von Karman en la Cuenca del Polo Sur-Aitken.

Durante el proceso descendente, una cámara en la sonda tomó fotos del área de aterrizaje.

UN HITO

"Es un hito importante para la exploración espacial de China", dijo Wu Weiren, diseñador jefe del programa de exploración lunar de China.

"Es un despliegue perfecto de inteligencia humana", dijo Jia Yang, diseñador jefe adjunto de la sonda Chang'e-4, de la Academia China de Tecnología Espacial.

DESPLIEGUE DE TECNOLOGÍA

Después del aterrizaje, los paneles solares y las antenas en la sonda se desplegaron bajo el control de los ingenieros espaciales en Beijing a través de la transmisión de comunicación del satélite de retransmisión, que operaba en la órbita de halo alrededor del segundo punto lagrangiano del sistema Tierra-Luna. a unos 65,000 km de la luna, donde puede ver tanto la Tierra como el otro lado de la luna. 

La primera foto en primer plano del otro lado de la luna, tomada por una cámara de vigilancia en el módulo de aterrizaje a las 11:40 am, mostraba la dirección en que el rover conduciría hacia la superficie lunar.

Según el CNSA, el centro de control en Beijing elegirá el momento adecuado para que el rover se separe del vehículo de aterrizaje.