Viernes, 21 Diciembre 2018 14:48

Anuncian demanda contra el saliente director de Medicina Legal por el extraño manejo de las pruebas forenses

Carlos Valdés sería enjuiciado ante la justicia por los conceptos que emitió frente a la muerte de Jorge Enrique Pizano y en especial por haber confundido sangre con saliva encontrada en la toalla de la finca del ex auditor de la Ruta del Sol y cuya construcción le fue adjudicada a la constructora brasileña Odebrecht. Foto Fiscalia Carlos Valdés sería enjuiciado ante la justicia por los conceptos que emitió frente a la muerte de Jorge Enrique Pizano y en especial por haber confundido sangre con saliva encontrada en la toalla de la finca del ex auditor de la Ruta del Sol y cuya construcción le fue adjudicada a la constructora brasileña Odebrecht. Foto Fiscalia Carlos Valdés sería enjuiciado ante la justicia por los conceptos que emitió frente a la muerte de Jorge Enrique Pizano y en especial por haber confundido sangre con saliva encontrada en la toalla de la finca del ex auditor de la Ruta del Sol y cuya const

Anuncian demanda contra el saliente director de Medicina Legal

La acción judicial será entablada por la Red Nacional de Veedurías por lo que denominó como el “extraño manejo de las pruebas forenses en el caso del doble deceso relacionado con el caso Odebrecht”

Una denuncia penal, disciplinaria y fiscalmente contra el director de Medicina Legal, Carlos Valdés, interpondrá la Red Nacional de Veedurías por lo que denominó como el “extraño manejo de las pruebas forenses en el caso del doble deceso relacionado con el caso Odebrecht  incluido el posible envenenamiento de Jorge Enrique Pizano  que contribuyó con falsos argumentos técnicos a desviar la mentada investigación”.

El anunció lo realizó dicha Red de Veedurías a través de su cuenta de Twitter y se produce un día después de que Valdés renunció a su cargo director del instituto, acción que tomó después de que se conociera un informe pericial de Medicina legal que aseguraba que la sangre encontrada en la toalla de la finca de Jorge Enrique Pizano, ex auditor de la Ruta del Sol y cuya construcción le fue adjudicada a la constructora brasileña Odebrecht,  no correspondía a sangre humana, contrario a lo que había dicho esa entidad y la Fiscalía.

En su pronunciamiento el renunciado director de Medicina Legal confundió sangre con saliva. Sin embargo, dijo que el resultado era el mismo, la saliva no tenía cianuro y la causa de la muerte sigue siendo natural.

El funcionario, que estaba en el cargo desde el 2011, comunicó su renuncia en una intervención pública en el búnker de la Fiscalía, en Bogotá.

Ahí, el médico aceptó haberse "equivocado" en exámenes practicados durante el caso Pizano.

Pizano, a pesar de estar muerto, se convierte en un testigo especial en la polémica que existe frente al actuar del fiscal Néstor Humberto Martínez en la investigación contra Odebrecht.