Viernes, 21 Diciembre 2018 14:10

Nunca más la Iglesia encubrirá los casos de abusos sexuales a menores por parte del clero: Francisco

Francisco, máximo jerarca de la Iglesia Católica, se lanzó con rudeza contra los clericós que incurran en abusos sexuales a menores y anunció mano dura que incurrán en ese crímen. Francisco, máximo jerarca de la Iglesia Católica, se lanzó con rudeza contra los clericós que incurran en abusos sexuales a menores y anunció mano dura que incurrán en ese crímen. Francisco, máximo jerarca de la Iglesia Católica, se lanzó con rudeza contra los clericós que incurran en abusos sexuales a menores y anunció mano dura que incurrán en ese crímen.

En su anuncio que realizó este viernes el papa Francisco dijo que los abusadores serán entregados a la justicia para su juzgamiento y aseveró que en este propósito la Iglesia no se cansará de facilitar su accionar para que se enjuicien a los promotores de casos de abusos sexuales a menores por parte del clero

En una intervención catalogada como una de las más duras de su pontificado, Francisco, máximo jerarca de la Iglesia Católica, precisó que "la Iglesia nunca más encubrirá o subestimará" los casos de abusos sexuales a menores por parte del clero y que "no se cansará de llevar a los abusadores a la Justicia".

En su intervención ante la Curia para conmemorar la tradicional felicitación de las fiestas navideñas, el papa reconoció que "en un mundo turbulento, la barca de la Iglesia ha vivido y vive momentos de dificultad y está embestida por tormentas y huracanes".

Uno de esos episodios tiene que ver con lo que llamó los crímenes de los abusos por parte del clero, que describió como los que "a menudo, detrás de su gran amabilidad, su labor impecable y su rostro angelical, ocultan descaradamente a un lobo atroz listo para devorar a las almas inocentes".

Frente a esa situación el Papa señaló su compromiso con que "la Iglesia no se cansará de hacer todo lo necesario para llevar ante la justicia a cualquiera que haya cometido tales crímenes".

Francisco, que ha anunciado desde el inicio de su pontificado tolerancia cero contra los abusos de menores por parte del clero, pero que también ha sido criticado por no haber tomado acciones concretas, añadió que "la Iglesia nunca intentará encubrir o subestimar ningún caso".

Y lanzó un mensaje directo todos los que abusan de menores: "Conviértanse, entréguense a la justicia humana, y prepárense para la justicia divina".

 Ante la máxima jerarquía de la Iglesia católica, reconoció que, en el pasado, "por ligereza, por incredulidad, por falta de preparación, por inexperiencia o por superficialidad espiritual y humana, han tratado muchos casos sin la debida seriedad y rapidez".

"Nunca debe volver a suceder. Esta es la elección y la decisión de toda la Iglesia", aseguró.