Martes, 25 Julio 2017 03:43

Tapias, otro de los del carrusel de la contratación en Bogotá, con casa por cárcel

Emilio Tapia, condenado a 17 años de cárcel por el escándalo de corrupción en la capital, recibió el beneficio de casa por cárcel, el mismo que se aplicó para el caso de Guido Nule. Emilio Tapia, condenado a 17 años de cárcel por el escándalo de corrupción en la capital, recibió el beneficio de casa por cárcel, el mismo que se aplicó para el caso de Guido Nule. Emilio Tapia, condenado a 17 años de cárcel por el escándalo de corrupción en la capital, recibió el beneficio de casa por cárcel, el mismo que se aplicó para el caso de Guido Nule.

El Juzgado Primero de Ejecución de Penas de Barranquilla determinó que por haber cumplido las 3/5 partes de la pena tenía derecho a la casa por cárcel.

El denominado testigo estrella del llamado “carrusel de contratos” de Bogotá, Emilio Tapia, purgará el resto de la pena a que fue sentenciado en su casa.

El juzgado Primero de Ejecución de Penas de Barranquilla cambio el sitio de reclusión y le concedió el beneficio de casa por cárcel y tomó la decisión por que el acusado cumplió las 3/5 partes de ls pena impuesta.

Tapia fue condenado a 17 años de cárcel por el escándalo de corrupción en la capital.

Al inicio de su condena Tapia la cumplía en su casa pero sus polémicas actividades mientras gozaba de los beneficios de la Fiscalía, lo regresaron a la cárcel.

El beneficio de casa por cárcel fue adoptada el pasado 19 de diciembre por el Juzgado Primero de Ejecución de Penas de Barranquilla tras considerar que cumplió con las 3/5 partes de la pena.

El mismo argumento que se tuvo para dejar en libertad a Guido Nule, el otro polémico contratista y que junto con familiares suyos causaron un grave daño económico a la administración bogotana.

“SEGUIRÉ COLABORANDO”

El contratista Tapia reiteró su intención de colaborar con la justicia para develar por completo el “carrusel de contratos”.

“De nuevo, reitero mi compromiso con la verdad, con las decisiones de los jueces”, dijo el contratista en un comunicado.

Además insistió en pedir perdón por lo que consideró un “daño causado a la sociedad y a mi familia”.