Lunes, 03 Diciembre 2018 12:57

4 de diciembre, día histórico para la era aeroespacial

La empresa espacial SpaceX del multimillonario sudafricano Elon Musk, lanzará mañana martes desde Los Ángeles, Estados Unidos, el cohete Falcon 9, el cual lleva en su interior un total de 64 satélites que pondrá en orbita, los cuales servirán variadas funciones, desde mejorar las comunicaciones con internet hasta perseguir piratas en altamar.   La empresa espacial SpaceX del multimillonario sudafricano Elon Musk, lanzará mañana martes desde Los Ángeles, Estados Unidos, el cohete Falcon 9, el cual lleva en su interior un total de 64 satélites que pondrá en orbita, los cuales servirán variadas funciones, desde mejorar las comunicaciones con internet hasta perseguir piratas en altamar. La empresa espacial SpaceX del multimillonario sudafricano Elon Musk, lanzará mañana martes desde Los Ángeles, Estados Unidos, el cohete Falcon 9, el cual lleva en su interior un total de 64 satélites que pondrá en orbita, los cuales servirán variadas fun

Mañana será enviado al espacio el cohete Falcon 9, el cual transporta 64 satélites artificiales que serán colocados en la orbita terrestre y servirán entre otras para mejorar las comunicaciones con internet hasta perseguir piratas en altamar. 

Este martes 4 de diciembre se constituirá en una día memorable para la aviación espacial. Ello ocurrirá cuando se produzca el lanzamiento de la nave Falcon 9, cohete que será puesto en orbita por la empresa espacial SpaceX del multimillonario sudafricano Elon Musk.

Su costo, cuyo valor se calcula en 62 millones de dólares, será sufragado por un total de 35 entidades con y sin interés empresarial.

El despegue se intentará mañana luego de que varias veces ha sido reprogramado, incluida uno fallido que se produjo este domingo 2 de diciembre.

Lo que hace histórico al cohete Falcon 9 es el hecho de que en su interior llevará el mayor número de satélites en una sola misión. En total serán 64 satélites que provienen de 34 diferentes organizaciones de hasta 17 países distintos.

Los dispositivos tienen diferentes tamaños y cumplirán variadas funciones, desde mejorar las comunicaciones con internet hasta perseguir piratas en altamar.

Los 64 nuevos satélites espaciales que serán puestos en órbita, se sumarán a los 4.921 satélites que hoy en día circundan la tierra, según la estadística que lleva la Oficina de Naciones Unidas para Asuntos del Espacio Exterior (en inglés, UNOOSA).

Claro esta que de ese total unos 2.600 ya no funcionan pero siguen en órbita.

En el espacio hay aproximadamente 17.000 'objetos', explicó David Barnhart, director del Centro de Investigación de Ingeniería Espacial de la Universidad del Sur de California en Los Ángeles, Estados Unidos.

"Todos ellos están en órbita alrededor de la Tierra desde 100km de altitud (órbita terrestre baja) hasta 35.000km (órbita geoestacionaria)", explicó Barnhart a BBC Mundo.

Tamaño de los satélites

Los satélites pueden pesar desde algunos kilos hasta toneladas.

Si piensas en un satélite, tal vez la primera imagen que se te viene a la cabeza sea la de un enorme aparato de un material resistente y que pesa toneladas. Pero no todos son así.

"Su tamaño varía desde el de una panera (por ejemplo, decenas de centímetros en cada lado y algunos kilogramos de peso) hasta el de un autobús escolar (varios metros en cada lado y miles de kilos)", dice Barnhart, que se dedica a diseñar satélites.

¿Función de un satélite?

No todos los satélites se dedican a observar la Tierra y a tomarle imágenes.

"La órbita de los satélites alrededor de la Tierra ejecuta una multitud de funciones que incluyen comunicaciones (cobertura del teléfono celular y transferencia de datos), observación de la Tierra, navegación y posicionamiento (este es el sistema GPS que todos usamos), y el estudio del espacio y el planeta por parte de la ciencia", describe el especialista.

¿Cómo se sostiene un satélite?

Los satélites pueden orbitar alrededor del planeta porque están programados en velocidades que son lo suficientemente rápidas para vencer la gravedad.

Un cohete transporta el satélite al espacio y, una vez que se alcanza la ubicación determinada, coloca el satélite en su órbita.

La velocidad alcanzada por el satélite mientras se separa del cohete es suficiente para mantener el dispositivo en órbita durante cientos de años, señala el Servicio Nacional de Satélites Ambientales, Datos e Información.